20 sept. 2010

La deriva del Paquebote. (1)

Fue en el 1840 cuando la compañía de correos que unía Inglaterra con Estados Unidos decidió incorporar pasajeros a su línea transatlántica. Los buques de correos pasaron así a convertirse ,gracias a la clase adinerada de la época, en un negocio floreciente.


Ya en 1923 Le Corbusier, maravillado por estos buques, escribe en “Hacia una arquitectura”:



“Si se olvida por un instante que un paquebote es una herramienta de transporte que se mira con ojos nuevos, uno se sentirá frente a una manifestación importante de temeridad, de disciplina, de armonía, de belleza tranquila, nerviosa y fuerte(…)

La casa de los terráqueos es la expresión de un mundo caduco, de pequeñas dimensiones. El paquebote es la primera etapa en la realización de un mundo organizado de acuerdo con el espíritu nuevo.”



Le Corbusier quedó impresionado por estas enormes naves de 250 metros de eslora y más de 95.000 toneladas de hierro. Gigantescos condensadores de actividad capaces de albergar a más de 3.000 personas en una estructura de sección variable, dónde los grandes programas (teatro, atrio, comedor, SPA….) se intersectan con el rígido armazón de acero que forman las cubiertas de la nave.

Y sin embargo todas estas proezas técnicas y toneladas de hierro tan sólo sirven para apuntalar algo tan ligero como un hermoso sueño….




Intentaremos desentrañar este sueño con la ayuda del arquitecto y escritor Michael Sorkin y su ensayo “variaciones sobre un parque temático” y con un caso práctico: el crucero italiano “Costa deliziosa” en su viaje por tierras escandinavas.




El Costa Deliziosa propone un recorrido desde Copenhagen hasta la zona de los fiordos noruegos. Estudiando el calendario observaremos que el barco se pasa el 75 % navegando de un lugar al otro y que tan sólo el 25 % del tiempo el barco está en tierra, y de éste porcentaje sólo la mitad será tiempo útil, en total 20horas.

Ante la certeza que en 20h. no hay tiempo de conocer Copenhagen, Oslo, Bergen, Flam, Stavanger… y el resto de “visitas”, los cruceros utilizan un método de compactación del tiempo y simplificación de la realidad. Destilando la realidad del lugar, reduciendo su complejidad mediante “tours” organizados que sintentizan lo que noruega es: vikingos, salmón y Trolls, es decir aquello que encontramos en la tienda de souvenirs cercana al barco.



Veamos un ejemplo práctico de compactación temporal y simplificación de la realidad:

El tren turístico en el que viajamos realiza una parada delante de una hermosa cascada. Con su micrófono la guía nos recuerda que tenemos 4 minutos para hacer fotos y volver al tren. Imaginémonos esos 4 minutos junto con otras 200 personas captando la foto de la parte superior y nos daremos cuenta que es imposible ver realmente la cascada. Ante esa certeza los organizadores han organizado un espectáculo musical dónde unas ninfas del bosque surgen de la nada y realizan una coreografía de 3 minutos. La cascada (teórico protagonista ) se ha convertido en un mero decorado…. Un happy meal: no sabemos lo que comemos, pero está bueno y además viene con juguete de colores.


Al final nos damos cuenta que el verdadero destino fijo del viaje es el propio barco (un elemento móvil) mientras que lo que creíamos como un espacio fijo, el paisaje y los fiordos, se convierten en un perfecto fondo en movimiento. Un fondo intercambiable, pues, tras este viaje, el Costa Deliziosa se dirigirá a Dubai y luego: la vuelta al mundo.


Como hemos visto pasaremos el 75% del tiempo en el barco, el auténtico destino del viaje. En total pasaremos unas 120h abordo. Para que esta cantidad de tiempo sea digerible, El crucero propone un horario repleto, una parcelación del tiempo en pequeñas actividades o acontecimientos. A bordo del Costa Deliziosa el tiempo no pasa, se viven experiencias.

9: 00 caminata matutina, 9.30 despertar muscular, 10.45 art Quizz, 11.15 clase de baile, 11.30 el arte de doblar servilletas, 11.45 elección Mr sexy legs, 16.00 Bingo Time, etc….



La vida en el barco pasa a ser una experiencia simplificada e higienizada que sustituye a la vida real. Una simulación, o quizás un sueño.


El trabajo se vuelve espectáculo: los trabajadores “visibles” actúan como actores de reparto, siempre con una sonrisa y con pequeñas actuaciones puntuales. En cada cena los camareros visten de forma diferente, un día con delantal italiano, otro de gala, y a la noche siguiente con motivos tropicales….Cada cena debe ser un acontecimiento único e irrepetible.


Los espacios son auténticos festines de ornamentación, cada rincón es diferente al resto, En 120 horas hay muchas cosas que descubrir. Todo un despliegue de formas y texturas realizado con materiales sintéticos que simulan: vidrio, madera, acero, etc….


Las monedas y los billetes tampoco existen en el barco, su connotación física desaparece. Todo en el barco funciona con la Costa Card, una tarjeta vinculada directamente a nuestra tarjeta de crédito, que nos permite ahorrar el engorro de llevar el dinero siempre encima.


También es remarcable que muchas de las actividades que se pueden realizar en el barco son meras Simulaciones de la realidad. Nos podemos encontrar un simulador de golf, de F1, la Playstation World, cine 4D con 3 dimensiones y olores….



En toda la experiencia del crucero hemos preferido la simulación a la realidad, el crucero se parece al mundo real pero es mejor.

Sin embargo para vivir en un sueño hay que pagar un peaje.


Debemos renunciar a la privacidad y someternos a un estricto control asistido por la alta tecnología. Cada pasajero mediante su tarjeta Costa card es identificado, tanto por sus movimientos económicos, como físicos, ya que para entrar y salir es necesaria dicha tarjeta como única identificación personal válida, además del control de equipaje mediante rayos X y el arco de personas.


Por otro lado existe un mundo invisible que es preferible no ver. Bajo los niveles públicos se suceden las áreas “sirvientes”. La gestión de toneladas de basura en alta mar, el almacenamiento de la comida, la desalinización de agua, lavanderías, etc… Éstas áreas prohibidas al público se publicitan constantemente como una de las maravillas de la nave. Es un espacio venerado, pues permite que todo lo de arriba este limpio, un lugar que envuelve su complejidad en un halo de respetuoso misterio.



Es muy chocante como este sueño, esta simulación de la realidad, tiene mucho más peso que la propia realidad. Cuando la nave atraca en los pequeños pueblos de noruega, estos dejan de ser ellos mismos, El barco les devuelve una escala que no merecen. La realidad ante la contundencia del barco parece un simple decorado.




Pixar con su película Wall-e nos muestra una humanidad, que tras destrozar el planeta tierra y dejarlo estéril, decide embarcarse en una huida hacia el espacio. Esta huida, curiosamente, se realizará mediante una nave inspirada en un crucero. En ella los humanos vivirán unas eternas vacaciones. En el futuro de Pixar la humanidad ha preferido vivir en el sueño de un crucero eterno.




(1)Queríamos agradecer a Joan y Carme de 05AM i al Col·legi d’arquiectes de Girona la oportunidad de participar en el “flascó d’arquipindoles” de Viajes realizado en el el 16 de Septiembre junto con:


a01- COREA, PAÍS POLIÈDRIC - Irene Solà i Comalada

a02- DESCOBRINT L'ARQUITECTURA - David Aubert
a03- HAMBURG - Jordi Crous
a04- L'ÀRTIC I ELS INUITS - Francesc Bailón
a05- D'OSLO A BERGEN - Lurdes Ferran
a06- VIURE L'ARQUITECTURA - Toni Vilanova
a07- LA DERIVA DEL PAQUEBOT - P.Twose i M. Pancorbo
a08- CALIDOSCOPI - Toni López
a09- VIATGES CONDICIONATS - Eva Micaló



27 jul. 2010

Engawa 02



Ya está listo el nuevo número de engawa. Esperamos que lo encontréis de vuestro interés:

índice engawa 02

Una promesa* · Carlos Vilar

Círculos de aire · Javier de las Heras Solé

Concierto de divagaciones erráticas · Toño Aller

Contenido ausente, múltiples desenlaces · Rubén Páez y Joan Arnau

Casas de brujas · María Pancorbo y Pablo Twose



Si estáis interesados podéis participar en el número 03 de engawa.

6 jun. 2010

"los ojos de la piel"


San Cosme y San Damián sustituyen milagrosamente la pierna del Diácono Justiniano" de Fra Angélico


Gracias al blog suministro de emociones descubrí el fantástico libro de Juhani Pallasmaa Los ojos de la piel

Muchos de los últimos temas de este blog están reflejados ( y mucho mejor explicados ) en este pequeño libro. El libro del té, Pollock, Scapra, Tanizaki, tiempo y espacio, y muchos más "personajes" se entretejen en un discurso continuo y evocador dónde nuestros sentidos adormecidos son reivindicados.

Un par de entrevistas: una publicada por el blog arquitectura y territorio y otra publicada en el pais"La arquitectura de hoy no es para la gente"

23 abr. 2010

...donde la luz y el polvo eran felices...



La arquitectura moderna tiene una relación con el tiempo igual de frágil que el vidrio que la separa del exterior. El vidrio nos permite una conexión con el entorno perfecta, una urna en pleno contacto con la naturaleza. Sin embargo, así como en el espacio dicha conexión es fluida y clara, la relación con el tiempo es abrupta y descarnada. Mientras el exterior sufre los embistes del tiempo el interior se nos propone como una urna inalterable y protegida, un espacio suspendido en un “eterno presente” que aspira a ser aquel que las fotografías de arquitectura reproducen.
El tiempo en su interior simplemente estorba, se niega con la misma rapidez que con un plumero se sacude el polvo de todas sus superficies, y sin embargo el tiempo impone un sentido y exige respeto.

...donde la luz y el polvo eran felices...

Así describe Paul Valéry el estudio del Pintor Edgar Degas. Una buhardilla atestada de los objetos que pueblan sus obras. Como absurdos testigos del tiempo dispuestos aleatoriamente: un barreño, la bañera de zinc deslustrado, albornoces mustios, cajas, botes, lápices, cabos de pasteles, buriles etc. Todo ello iluminado a través de un vano acristalado, ( no muy limpio como apunta Valéry ).

La arquitectura no debiera ser aquella que domina las formas, el espacio o la luz, si no aquella que acomoda y acoge al tiempo en su interior. Escribimos en el número 01 de engawa sobre ese espacio, y de algún modo lo escenificamos a través de la ruina, pues en ella los tiempos se hacen visibles, palpables. El pasado como sedimento, el ahora como presente y el futuro anunciado en la segunda ley de la termodinámica, donde la naturaleza salda su deuda con el hombre. Al mismo tiempo la Ruina carece de cerramientos, frente a la frontera plana del vidrio, propone la profundidad del espacio. El interior como cueva.

Hay 3 proyectos que reproducen este conflicto de tiempos, y espacios mediante la arquitectura moderna y la ruina como protagonistas.

La casa en Alenquer, Portugal, de los hermanos Aires Mateus finalizada en 2003



Extraído de la memoria y traducido libremente “La casa existente tenía como valor sus paredes exteriores, que se recuperan. Los muros imprimen los espacios con fuerte carácter, dados por su peso y por la ambigüedad de sus límites. (…) el límite del vidrio constituye una frontera precisa frente a las espesas paredes”

El Cortijo de las Hermanillas, en Granada de Antonio Jiménez Torrecillas.



Extraído de la memoria: “ un nuevo muro habitado que contempla aquellos viejos muros que albergaron otras vidas, que venera cada uno de sus espacios y que al descubrirlos, los dota de un nuevo significado (…) una suma de formas futuras de habitar este lugar “

La Casa N , en Oita, Japón, de Sou Fujimoto



Extraído de la memoria “ Los residentes consruyen su vida en el interior de estos entornos graduales (…) Se podría decir que la arquitectura ideal es un espacio exterior que se siente como un interior y un espacio interior que de la sensación de estar en el exterior. En una estructura anidada, el interior es invariablemente el exterior y viceversa.”

En los dos primeros casos ruina y arquitectura se intercambian el papel de envoltorio y envuelto, utilizando a la ruina como mecanismo complementario y necesario de la arquitectura, creando una pareja al estilo doctor Jekyll y Mr. Hyde, dónde ambas personalidades suplen sus respectivas carencias .
Sou Fujimoto ,sin embargo, rompe esta relación simbiótica de los proyectos anteriores aunando ambos conceptos ( ruina y arquitectura ) en un nuevo entorno gradual, difuso y profundo que vale la pena estudiar.

En definitiva crear espacios donde la luz y el povo sean felices...Quizás esa sea la tarea más difícil.

14 abr. 2010

lentitudes


Hace unos meses desde sinestudio nos recomendaban el libro "sueños y polvo de Ángel Martínez García-Posada.

Tan sólo abrirlo se puede leer:
" El tiempo se convierte en espacio" es la canción que entonan los caballeros del Grial de la Ópera de Wagner en el momento en que Parsifal entra con paso solemne en el recinto donde se oculta el cáliz"

El tiempo se convierte en espacio...

Me ha recordado una frase de Eduardo Chillida,

"¿ No es la materia también espacio, un espacio más lento ?


tiempo, materia y espacio como manifestaciones de una misma magnitud en diferentes estados, líquido, gaseoso o sólido, pero siempre lo mismo. Seria bonito construir así.

9 mar. 2010

Las líneas de Nasca

En el número de Marzo de 2010 d la revista National Geographic podemos encontrar un reportaje de Stephen S. Hall sobre las famosas líneas de Nasca y la civilización que las creó.

Dichas líneas, o geoglifos, han sido un polémico enigma plagado de interpretaciones extrañas, dónde la astrología, los extraterrestres y globos aerostáticos prehistóricos han probado suerte como explicaciones.



Sin embargo el reportaje se centra en una nueva vía: Los geoglifos como escenarios de antiguos rituales en honor a los dioses para conseguir agua y buenas cosechas.

El punto más interesante del reportaje es la constatación que estos dibujos están realizados de un solo trazo, una sóla linea que va y viene retorciéndose hasta definir el dibujo. Creando en definitiva un camino de una sola dirección, una ruta espiritual , un espacio de peregrinación social.



No se si la hipótesis es cierta, pero me interesa la vinculación del movimiento con el espacio. Casi como una escritura social que surge al andar. Podría entenderse que es la procesión la que forma el dibujo bajo el andar de sus pies, y que después de ésta el geoglifo se disolverá en el desierto (cosa que no ocurre pues la severa climatología los ha preservado hasta nuestros días)

En Japón esta concepción espacial es aún más extrema, pues el concepto de espacio no existe en si mismo. El espacio es un entorno indefinido y amorfo, vago en su figuración y que sólo se muestra por las acciones que en el se derivan, como los antiguos rituales Sintoístas para luego volver a desaparecer en la ambigüedad del la ciudad Japonesa.

En Japón el espacio a veces parece tener que ver más con el cuando que con el dónde.

Me intrigan estas nuevas percepciones espaciales, más ligadas al tiempo, a los procesos, o a la espiritualidad frente a una visión puramente estética del espacio.

8 feb. 2010

Agnosia urbana



La agnosia visual es una rara lesión cerebral que afecta a la percepción.

Se le pidió a un paciente agnósico que copiara el elefante de la izquierda, éste redibujó sus partes: trompa, cabeza, dorso, vientre… Sin embargo las formas flotan en el espacio, agrupadas sin relación. El paciente es capaz de identificar correctarmente las formas, pero incapaz de reproducir el todo.

Las ciudades contemporáneas deben sufrir Agnosia urbana, se identifican claramente sus partes individualmente, pero son incapaces de completarse en un todo reconocible,un conjunto, una ciudad.

4 feb. 2010

estamos de pre-inauguración!




Engawa:

Espacio japonés a medio camino entre el interior y el exterior.
La revista en la que colaboramos tiene el amable nombre de Engawa. Amable porque como lugar de transición sugiere cosas como acogida e invitación, o, también a la inversa, proyección y apertura.

Cada número es un nuevo experimento que nace de la imagen de su portada como hilo conductor. A partir de ahí los artículos se bifurcan, se entretejen o simplemente se yuxtaponen formando un tapiz al que todos estáis invitados a leer, opinar y colaborar.

Engawa se editará indistintamente en papel y en la web trimestralmente.

El 23 de Abril saldrá el primer número oficial, actualmente podéis visitar el número # 00 de la revista en www.engawa.es




Atentamente el equipo de engawa