13 jul. 2012

This is Anfield






 El escritor Quim Monzó advierte a la junta directiva del F.C.B. sobre su intención de renovar el túnel de vestidores del Camp Nou para darle mayor presencia, de forma que resulte  más intimidante ante sus rivales.

"A menudo en este país la pasión por el interiorismo hace que a muchos se les vaya la olla y acaben convirtiéndolo todo en una pagina extra del Marie Claire. Fíjense bien en el túnel de Anfield: el pasamanos no tiene gracia especial. Es de madera, sencillo y gastado por el tiempo. Y las paredes no están ni arrimolinadas. Se ven claramente los geros con los que lo construyeron y, encima, una simple capa de pintura blanca (...)"(1)

En el caso de Anfield, su mitología no proviene de ninguna presunta imagen intimidatoria surgida de un despacho que lo deseñara para tal fin...  sino que proviene de la  propia historia del Fútbol, de todos los jugadores  que han traspasado el túnel, de la afición que ruje al otro lado...

"en el camino que va desde los vestuarios al césped, los jugadores rivales pasan por debajo de un cuadro con el escudo del club y, blancas sobre fondo rojo, las palabras "This is Anfield" sencillas pero intimidatorias."(1)

Cuando se proyecta a través de las imágenes, en este caso la búsqueda de una imágen intimidante, se suele prescindir del tiempo, de la construcción, de los usuarios. La construcción de una imágen es una de las mayores ficciones de nuestro tiempo.

démonos márgen para que nuestros proyectos se impregnen por el  tiempo, al igual que un guijarro se erosiona por la corriente hasta redondearse.

(1) Quim Monzó, "Lasciate ogne speranza, voi ch'intrate" La Vanguardia Viernes 13 de Julio 2012