28 abr. 2008

3 ESPACIOS SACROS + 1




Adentrarse en cualquiera de estos tres templos es zambullirse en la osadía del hombre, es abrumarse ante la inmensidad en Mayúsculas, dónde la escala tal y como conocemos se desvanece. Sin embargo cada uno de ellos impreme al espacio una tensión diferente, a veces antagónica.






Pantheon ( año: 125 A.C / cúpula: 44m)




La inscripción del friso del Pantheon atribuye a Agripa la construcción de éste, pero fue realmente Adriano, quien, sobre el antiguo templo levantado por Agripa construyó el Pantheon.

Templo de todos los dioses. Dedicado las 7 deidades romanas, el sol, la luna y los 5 planetas. El mismo templo es una escenificación de la concepción cosmológica de Aristóteles, basado en un sistema geocéntrico, Donde los planetas y el sol orbitan sobre la tierra. Igualmente el templo es el lugar donde el muno sublunar, ( el mundo del hombre, de la corrupción y degeneración.) se encuentra con el supralunar ( representación de la perfección).

Por tanto, entrar en el espacio perfecto del Pantheon es penetrar a una escenario en miniatura de nuestra tierra. En su interior se inscribe una esfera perfecta que une cielo y tierra. El espacio es de una pureza y una claridad extrema. Entrar en el es vislumbrarlo todo, el cielo, el sol, la tierra, todo, en un espacio casi perfécto y totalmente estático. Este sistema es casi cerrado en si mismo, el óculo central es el único vínculo con el exterior, es el elemento que tensiona el espacio con la inclusión del tiempo en el recinto. Todo el edificio es una gran "caja de resonancia" (tomando prestado el término de J.N. Baldeweg).


Boullé 1910 años después eliminará el espacio sublunar del Pantheon, Creando una esfera perfecta para el cenotafio de Newton. Aqui el mundo supralunar lo es todo, pues la tierra ha dejado de ser el centro del universo. Aqui el espacio es perfectamente isótropo y homogéneo, horizontal y vertical se confunden y únicamente la gravedad ( postulada por Newton ) establece el punto de referencia del espacio, pues es lo único que nos permite diferenciar arriba de abajo.



Santa Sofía ( año:537 D.C / cúpula 31,87m)






-¡ Salomón, te he vencido!

Se dice que Justiniano dijo estas palabras al ver finalmente su iglesia acabada.


Santa Sofía es un lugar mágico. construido en apenas 5 años con 3.000 trabajadores y materiales procedentes de los lugares más alejados, mármoles de Egipto, rocas de Siria, Columnas de la antigua Roma, etc...Tras siglos de remiendos, reconversiones religiosas, terremotos y incendios, esta magnifica obra se mantiene vigente en nuestros días como una proeza ( y rareza ) arquitectónica. Es sorprendente que 500 años después existiera el Románico...

Santa Sofía se Construye sobre una antigua iglesia con planta basilical. La iglesia de San Pedro en Roma del 324 D.C. también compartía esta tipología. Su forma longitudinal favorecía la congregración de los fieles y la direccionalidad de la liturgia, a la vez que estaban libres de connotaciones a los antiguos dioses paganos y su construcción era relativamente sencilla. Sin embargo el fuego las destruía, y Justiniano quería edificar un espacio inalterable. Se habían construido en aquellos tiempos pequeñas iglesias de planta central , como la de San Baco y San Sergio en Constantinopla, y parecía lógico verlas como pequeñas precendentes de Santa Sofía. Pero ésta no es ni una básilica ni una iglesia de planta central. Su grandeza es combinar ambas.


El interior de Santa Sofía es direccional, tiene un eje, sin embargo su sección es central. En el interior el espacio parece respirar y hincharse, formando de este modo las cúpulas y semicupulas del interior, como consecuencia del aire que quiere expandirse hacia el cielo. La cubierta parece flotar, la gravedad se salva, se hace menos evidente mediante el increible descenso de cárgas que pasa de la cúpula, a la semicúpula, y a más semicúpulas, hasta desaparecer en los muros.
El espacio ya no es estático y cerrado como el Pantheon, ahora el espacio es direccional, pues la planta lo es, y la sección es abierta y dinámica. el espacio no se encierra y se escapa, sin embargo la sensación de totalidad de la planta central se mantiene. El espacio tiene una rica tensión interna, planta/sección, luz/oscurdiad, centralidad/axialidad, etc...

El gran arquitecto otomano Sinán, realizó todas sus mezquitas partiendo una y otra vez de Santa Sofía. Sus obras son realmente exquisitas, sin embargo al producir plantas simétricas, sin axialidad, ni direccionalidad sus espacios perdieron el dinamismo de su predecesora, aunque ganaron en refinamiento y luz.



San Pedro ( año: 1626 D.C / cúpula: 42m )





La primera Iglesia de San Pedro edificada el 324 D.C fue derruida en el siglo XV debido a su deterioro. La nueva Básilica pasó por las manos de artistas como: Bramante, Rafael, Sangallo, Miguel Ángel, Maderno, y Bernini. Su origen Bramantiano es de planta central en forma de cruz griega, pero Maderno la convirtió en longitudinal con forma de cruz latina.

Sin embargo, atrás queda la concepción unitaria de Santa Sofía. Aquí el espacio viene definido siempre por vectores horizontales que finalizan en la gran cúpula central, ésta como un vector vertical. El espacio está enormemente domesticado y conducido, no existe una visión total, sino siempre direccionada y parcial: o de horizontalidad hacia el altar, o de verticadad hacia la mejestuosa cúpula. La transición horizontal vertical que de forma continua ocurria en los dos templos anteriores queda substituida por la confrontación verticalidad/horizontal.
Quizás en un plano más religioso, la unión entre el cielo y la tierra que postulaban los dos templos anteriores en forma de macla, o de coexistencia, queda en este caso representada por la confrontación. La horizontalidad como representación de la humanidad y la verticalidad como la deidad.
San Pedro es dos veces mayor que sus predecesores. La pérdida de la escala es total y abrumadora.




+1 San Carlo alle quattro Fontane ( año 1641 D.C. / cúpula: 9m)



Obra de Borromini, esta pequeña iglesia poco tiene que ver con los templos anteriores en cuanto a tamaño y granciosidad, sin embargo hay algo en ella que le hace especial, y por ello quería incluirla a modo de " bonus track". San Carlo es la síntesi del espacio tensionado que representaba Santa Sofía. Al igual que ésta, parte de un esquema en planta central distorsionado axialmente, hasta tal extremo que la cúpula se deforma en elipse, y toda la planta se acomoda a ello.
Creo que esta pequeñísima obra barroca puede servir de síntesis, y a la vez evidenciar que el espacio no tan sólo es rico por la grandiosidad de su tamaño, sino sobretodo por la relación de sus partes.